Triana: la esencia del rock andaluz


Cuando el rock se fusiona con el flamenco y quienes lo hacen son unos maestros de la música, surgen maravillas como Triana. Iniciaron su andadura en los 70; al frente la voz andaluza y los teclados inconfundibles de Jesús de la Rosa, la guitarra flamenca de Eduardo Rodríguez y Juan José Palacios "Tele" a la batería y percusión. Cada uno hacía lo que mejor sabía hacer, con naturalidad y elegancia, marcando el camino y la esencia del llamado rock andaluz.

Inspiradas melodías reforzadas con letras llenas de profundidad, algunas veces melancólicas, otras rebosantes de rabia contenida, pero siempre adictivas bajo la deslumbrante voz de Jesús de la Rosa y la brillante instrumentación del grupo. Lamentablemente -como en más de una ocasión ha sucedido- un accidente de tráfico acabó con la genialidad de Jesús de la Rosa, y con él, la finalización de la etapa más rica e influyente de Triana. Atrás quedan increibles canciones como "Una Noche De Amor Desesperada", "En El Lago", "Sr Troncoso", "Una Historia" o "Tu Frialdad". Canciones que forman parte de álbumes que han marcado un antes y un después para un rock progresivo de muchos quilates, surgido de unas raices muy profundas capaces de resistir el paso del tiempo.

Tu Frialdad
Cada noche mi vida es para ti
como un juego cualquiera
y nada más
porque a mi me atormenta en el alma
tu frialdad.

Yo quisiera saber
si mi alma es igual
a la de cualquier mujer
porque a mi me atormenta
en el alma
tu frialdad.

Y sueño con gran pasión
que vives para mi
como yo vivo, niño,
por ti.
Una Noche De Amor...
Niña tienes algo
Que me puedes dar
Brillan tus encantos
En mi caminar.

Tuvimos una noche
Llena de color
Un río dorado
Tus ojos son.

Paramos la vida
Con nuestras manos
La dicha cantaba
Esta canción.

Una noche de amor desesperada
Una noche de amor que se alejó.

Sigo caminando
No te veo más
Recuerdo tu paso
Por mi soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

logo